Estaba Beyoncé tan tranquilita terminando de cantar ‘Irreplaceable’ en su concierto de Sao Paulo cuando un fan brasileño pensó que la cantante estaría mejor en su casita con él. ¿Y qué hizo? Pues la agarró y se la intentó llevar, como el que se lleva una sandía en el supermercado.

“Uhhh, maricuoooorgh”

El equipo de seguridad de Beyoncé reaccionó rápidamente y la rescataron de las garras de su psycho fan. Más tarde, cuando parece que se la estaban liando gorda al fan por lo que había hecho, la Madonna negra se dio la vuelta y con un “Eh Eh Eh” muy de torera ordenó que se dejara tranquilo al muchacho.

Aquí lo puedes ver:


Estaba Beyoncé tan tranquilita terminando de cantar ‘Irreplaceable’ en su concierto de Sao Paulo cuando un fan brasileño pensó que la cantante estaría mejor en su casita con él. ¿Y qué hizo? Pues la agarró y se la intentó llevar, como el que se lleva una sandía en el supermercado.

“Uhhh, maricuoooorgh”

El equipo de seguridad de Beyoncé reaccionó rápidamente y la rescataron de las garras de su psycho fan. Más tarde, cuando parece que se la estaban liando gorda al fan por lo que había hecho, la Madonna negra se dio la vuelta y con un “Eh Eh Eh” muy de torera ordenó que se dejara tranquilo al muchacho.

Aquí lo puedes ver: