Guilty Pleasure

Dios mío ¡el niño!


Los tiempos están cambiando. No se nos ocurre pensar que alguien del pueblo se le cayera el niño al suelo y fuera luego contándolo por ahí con pelos y señales. Pues ahora, incluso suben las fotos a las redes sociales. En este caso, al menos, la cosa acabo bien.

Se trata de una pareja que trató de hacer una foto con sus hijos en la playa haciendo el balancín… y uno de los niños se fue al suelo. Según cuenta el padre, que justifica la foto con un pie de foto, el niño cayó de espaldas y aunque lloró un poquito en seguida se le pasó. ¿Subirías la foto si te pasara lo mismo?

Comentarios

Guilty Pleasure Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *