Ay Justin, hijo mío, ¿qué te está pasando? El otro día casi te quedas frito en pleno escenario y encima tuviste que salir después a terminar el concierto. Menos mal que hoy has subido una foto en la que apareces recuperándote y enseñando la pelusilla del abdomen, además de tus calzoncillos de Ferry’s.

Ponte bueno pronto, Justin Bieber, que no nos gusta verte así. Y encima ya te han subido el vídeo a YouTube:


Ay Justin, hijo mío, ¿qué te está pasando? El otro día casi te quedas frito en pleno escenario y encima tuviste que salir después a terminar el concierto. Menos mal que hoy has subido una foto en la que apareces recuperándote y enseñando la pelusilla del abdomen, además de tus calzoncillos de Ferry’s.

Ponte bueno pronto, Justin Bieber, que no nos gusta verte así. Y encima ya te han subido el vídeo a YouTube: