El piso de La Veneno

Actualidad

venenocasa
La muerte de Cristina La Veneno ha generado un enfrentamiento entre la familia ‘de sangre’ y la familia que la vedette escogió en Madrid (sus amigos y conocidos). Cristina había contado en varias ocasiones que no quería volver a su pueblo, Adra, porque lo había pasado muy mal de pequeña y no se sentía querida en absoluto. En sus entrevistas también contaba la nula relación que tenía con casi toda su familia.

Pues bien, su familia ‘de sangre’ ha decidido darle sepultura en Adra, algo a lo que Cristina siempre se había opuesto. Ella había manifestado querer ser incinerada y que sus cenizas se esparcieran por el Parque del Oeste en Madrid, donde ella ejercía la prostitución antes de ser famosa. El lugar donde ella dice haber sido más feliz en su vida. Una de sus hermanas apareció en televisión diciendo que Cristina siempre había querido volver a Adra, aunque hacía tiempo que no mantenían relación.

Y aquí es cuando aparece el tema económico. La Veneno tenía en propiedad un piso en la Calle Tablada número 12, en Madrid. Un piso de unos 75 metros cuadrados que según su referencia catastral y la aplicación de valoración de un banco estaría valorado en más de 180.000 euros.

Si de verdad Cristina hubiese querido volver a Adra, ¿no habría vendido el piso y se habría ido a su pueblo con los bolsillos llenos de dinero?
tas

Last modified: 14/11/2016