tet

Siete operaciones estéticas y unas prótesis de 2000 centímetros cúbicos convierten a Kristhin Gómez en la española con los pechos más grandes. Nacida en Badalona (Barcelona), esta modelo erótica, con medio millón de seguidores en Instagram, protagoniza la portada de interviú junto con un espectacular y veraniego reportaje en el que hay espacio también para la denuncia por las pocas oportunidades laborales que le dan en su propio país: “En todos los países, las chica con récord de pecho tienen mucha promoción en televisión y en portadas, menos en España. Soy más famosa en Estados Unidos que aquí”.

La catalana se sincera en lo que supone tener un cuerpo tan llamativo. “Todo el mundo me mira y se hace fotos conmigo. Las mujeres me miran con envidia, algunos se burlan… Para lucir este físico hay que tener mucha autoestima, personalidad… y cojones”, asegura. Kristhin Gómez dice que está soltera y reconoce que “a los hombres norteamericanos les doy morbo pero a los españoles les doy miedo”.

Pero ¿de verdad son las más grandes de España?

tet

Siete operaciones estéticas y unas prótesis de 2000 centímetros cúbicos convierten a Kristhin Gómez en la española con los pechos más grandes. Nacida en Badalona (Barcelona), esta modelo erótica, con medio millón de seguidores en Instagram, protagoniza la portada de interviú junto con un espectacular y veraniego reportaje en el que hay espacio también para la denuncia por las pocas oportunidades laborales que le dan en su propio país: “En todos los países, las chica con récord de pecho tienen mucha promoción en televisión y en portadas, menos en España. Soy más famosa en Estados Unidos que aquí”.

La catalana se sincera en lo que supone tener un cuerpo tan llamativo. “Todo el mundo me mira y se hace fotos conmigo. Las mujeres me miran con envidia, algunos se burlan… Para lucir este físico hay que tener mucha autoestima, personalidad… y cojones”, asegura. Kristhin Gómez dice que está soltera y reconoce que “a los hombres norteamericanos les doy morbo pero a los españoles les doy miedo”.

Pero ¿de verdad son las más grandes de España?