madonna-cat

Madonna ha lanzado en Spotify el audio oficial de ‘Living For Love’ en vivo en el ‘Rebel Heart Tour’ y tras escucharlo nos hemos dado cuenta de que la letra no habla de una historia de amor. Habla de una Madonna secesionista que deshace el camino del independentismo y vuelve a abrazar la Constitución.

La ‘performance’ comienza con una soflama independentista que anima a la revolución y a ser uno mismo, con su identidad “única y rara”.
“This will be a revolution of inquiring further, about not worrying about winning other people’s approval, of not wishing we were someone else but perfectly content to be who you are, someone unique and rare and fearless. I want to start a revolution of love.”

Pero Madonna pronto se da cuenta de que entra en un camino sin salida y aparece en escena, despojándose de la capa del independentismo y apareciendo con un traje de torera . (Madonna siempre con su puntito polémico)

Analicemos el primer verso:

“First you love me and I let you in
Made me feel like I was born again
You empowered me, you made me strong
Built me up and I can do no wrong”

Madonna narra cómo al principio el independentismo le enamoró y le hizo sentir viva otra vez. Le dio fuerzas y pensó que podía tirar pa’ lante sin mirar atrás. Prosigue:

“I let down my guard, I fell into your arms
Forgot who I was, I didn’t hear the alarms
Now I’m down on my knees, alone in the dark
I was blind to your game
You fired a shot in my heart”

Más tarde relata cómo bajó la guardia constitucional, cayó de lleno en los brazos del independentismo y se olvidó de quién era. No escuchó las alarmas del Tribunal Consitucional y acabó de rodillas y sola en la oscuridad. Herida por el fuego independentista.

“Took me to heaven and let me fall down
Now that it’s over I’m gonna carry on
Lifted me up, and watched me stumble
After the heartache I’m gonna carry on”

Con la voz quebrada Madonna expone cómo el independentismo le hizo subir al cielo para más tarde revelarle que todo estaba sostenido por una flagrante ilegalidad que le haría caer. Tras el tropiezo, Madonna se pone de pie y recobra el sentido.

“I could get caught up in bitterness
But I’m not dwelling on this crazy mess
I found freedom in the ugly truth
I deserve the best and it’s not you”

Ya repuesta, Madonna se da cuenta del desastre del proceso y afirma que no va a vivir en este “crazy mess”. Encuentra la libertad en la fea verdad y resuelve que se merece lo mejor, y que lo mejor no es el independentismo.

“You’ve broken my heart, but you can’t bring it down
I’ve fallen apart, I was lost, now I’m found
I picked up my crown, put it back on my head
I can forgive, but I will never forget”

Madonna finaliza la canción advirtiendo seriamente de que perdona pero no olvida. El independentismo ha roto su corazón pero ha cogido su corona monárquica (otra vez Madonna siendo polémica) y se la ha puesto en su sitio. Estuvo perdida en la deriva independentista, pero ahora sabe lo que quiere perfectamente.

Una vez más, Madonna se adelantó a su tiempo:

.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.

madonna-cat

Madonna ha lanzado en Spotify el audio oficial de ‘Living For Love’ en vivo en el ‘Rebel Heart Tour’ y tras escucharlo nos hemos dado cuenta de que la letra no habla de una historia de amor. Habla de una Madonna secesionista que deshace el camino del independentismo y vuelve a abrazar la Constitución.

La ‘performance’ comienza con una soflama independentista que anima a la revolución y a ser uno mismo, con su identidad “única y rara”.
“This will be a revolution of inquiring further, about not worrying about winning other people’s approval, of not wishing we were someone else but perfectly content to be who you are, someone unique and rare and fearless. I want to start a revolution of love.”

Pero Madonna pronto se da cuenta de que entra en un camino sin salida y aparece en escena, despojándose de la capa del independentismo y apareciendo con un traje de torera . (Madonna siempre con su puntito polémico)

Analicemos el primer verso:

“First you love me and I let you in
Made me feel like I was born again
You empowered me, you made me strong
Built me up and I can do no wrong”

Madonna narra cómo al principio el independentismo le enamoró y le hizo sentir viva otra vez. Le dio fuerzas y pensó que podía tirar pa’ lante sin mirar atrás. Prosigue:

“I let down my guard, I fell into your arms
Forgot who I was, I didn’t hear the alarms
Now I’m down on my knees, alone in the dark
I was blind to your game
You fired a shot in my heart”

Más tarde relata cómo bajó la guardia constitucional, cayó de lleno en los brazos del independentismo y se olvidó de quién era. No escuchó las alarmas del Tribunal Consitucional y acabó de rodillas y sola en la oscuridad. Herida por el fuego independentista.

“Took me to heaven and let me fall down
Now that it’s over I’m gonna carry on
Lifted me up, and watched me stumble
After the heartache I’m gonna carry on”

Con la voz quebrada Madonna expone cómo el independentismo le hizo subir al cielo para más tarde revelarle que todo estaba sostenido por una flagrante ilegalidad que le haría caer. Tras el tropiezo, Madonna se pone de pie y recobra el sentido.

“I could get caught up in bitterness
But I’m not dwelling on this crazy mess
I found freedom in the ugly truth
I deserve the best and it’s not you”

Ya repuesta, Madonna se da cuenta del desastre del proceso y afirma que no va a vivir en este “crazy mess”. Encuentra la libertad en la fea verdad y resuelve que se merece lo mejor, y que lo mejor no es el independentismo.

“You’ve broken my heart, but you can’t bring it down
I’ve fallen apart, I was lost, now I’m found
I picked up my crown, put it back on my head
I can forgive, but I will never forget”

Madonna finaliza la canción advirtiendo seriamente de que perdona pero no olvida. El independentismo ha roto su corazón pero ha cogido su corona monárquica (otra vez Madonna siendo polémica) y se la ha puesto en su sitio. Estuvo perdida en la deriva independentista, pero ahora sabe lo que quiere perfectamente.

Una vez más, Madonna se adelantó a su tiempo:

.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.