Mariah Carey

Mariah Carey está ocupando titulares por su nueva imagen, quizás de manera injusta, porque muchos hablan de su peso.

¿Es cierto que como dicen algunos medios Mariah ha engordado hasta los 119 kilos? ¿O simplemente vive más relajada y se da algún que otro capricho culinario?

.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

Mariah Carey

Mariah Carey está ocupando titulares por su nueva imagen, quizás de manera injusta, porque muchos hablan de su peso.

¿Es cierto que como dicen algunos medios Mariah ha engordado hasta los 119 kilos? ¿O simplemente vive más relajada y se da algún que otro capricho culinario?

.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.