Gossip Girl

La actriz Kristina Cohen ha denunciado que el actor Ed Westwick de ‘Gossip Girl’ la violó.

La carta íntegra:

“El último mes ha sido increíblemente difícil. Como muchas otras mujeres yo también tengo una historia sobre acoso sexual y el flujo de historias ha sido a la vez detonante y emocionalmente agotador. He ido hacia atrás y hacia delante una y otra vez, dudando si debería hablar. Si podía hablar. Y si lo hacía, ¿me escucharían?

Fui asaltada sexualmente hace tres años. Era un momento oscuro en mi vida. Mi madre se estaba muriendo de cáncer y no tuve el apoyo o el tiempo para procesarlo y lidiar con las consecuencias de la violación. Enterré mi dolor y mi culpa para hacer sitio a la devastación después de la muerte de mi madre, solo tres meses después.

Incluso ahora, peleo con mi sentimientos de culpa. Sin motivo preocupada por que de alguna manera se me pudiera culpar. No sé de dónde vienen esos sentimientos. ¿El condicionamiento social de que cualquier cosa es siempre culpa de la mujer? ¿De que la incapacidad del hombre de mantenerse alejado de nuestros cuerpos es de alguna manera culpa nuestra, no de él?
He madurado considerablemente en los tres años desde mi asalto, así que revisitarlo es doloroso. Hurgar y revivir esa noche para compartir con exactitud los eventos me ha sentir en una continua violación. Tengo un nudo en el estómago, estoy asustadísima por hacer esto público porque incluso reconciliarme conmigo misma ha sido un proceso duro.

Estuve saliendo brevemente con un productor que era amigo del actor Ed Westwick. Fue este productor el que me llevó a la casa de Ed donde lo vi por primera vez. Quise irme cuando Ed sugirió “deberíamos follar todos”. Pero el productor no quería que Ed se sintiera incómodo por nuestra marcha. Ed insistió en que nos quedáramos para cenar. Le dije que estaba cansada y me quería ir, intentando escapar de lo que ya era una situación incómoda. Ed sugirió que me echara una siesta en la habitación de invitados. El productor dijo que nos quedaríamos solo 20 minutos más para relajar el ambiente y que entonces nos podríamos ir.

Así que fui y me tumbé en la habitación de invitados, donde me quedé dormida y me despertó abruptamente Ed encima de mí, con sus dedos entrando en mi cuerpo. Le dije que parara, pero él era muy fuerte. Peleé con él tan fuerte como pude, pero me agarró la cara con las manos, agitándome, diciéndome que quería follarme. Yo estaba paralizada, aterrorizada. No podía hablar ni moverme más. Me inmovilizó y me violó.

Fue una pesadilla y los días posteriores no fueron mejores.

El productor me echó la culpa, diciéndome que participé activamente. Diciéndome que no podía decir nada porque Ed haría que la gente se pusiera en mi contra, me destruiría y me podía olvidar de mi carrera interpretativa. Diciéndome que no había manera de ir por ahí y decir que Ed me había “violado” y que yo no quería ser “esa chica”.

Y durante mucho tiempo le creí. No quería ser “esa chica”.

Ahora me doy cuenta de las maneras en las que esos hombres de poder abusan de las mujeres, y cómo su táctica es usada frecuentemente en nuestra industria y seguramente en muchas otras.
Me da asco ver a hombres como Ed respetados de manera pública. Entrevistados en plataformas prestigiosas como la Oxford Union Socieaty de la Universidad de Oxford, donde fue honrado como un de sus “Personas que Modelan nuestro Mundo”. ¿Cómo acaba esto? Con hombres como Ed usando su fama y su poder para violar e intimidar y después seguir por el mundo acumulando elogios.

Espero que mis palabras ayudan a otros a saber que ya no están solos, que no hay que culparles porque no es su culpa. Igual que las otras mujeres y hombres hablando del tema me han ayudado a asumir lo mismo. Espero que mi historia y las historias de otros ayuden a resetear los ambientes tóxicos y los desequilibrios de poder que han creado estos monstruos”.

Gossip Girl

Gossip Girl

La actriz Kristina Cohen ha denunciado que el actor Ed Westwick de ‘Gossip Girl’ la violó.

La carta íntegra:

“El último mes ha sido increíblemente difícil. Como muchas otras mujeres yo también tengo una historia sobre acoso sexual y el flujo de historias ha sido a la vez detonante y emocionalmente agotador. He ido hacia atrás y hacia delante una y otra vez, dudando si debería hablar. Si podía hablar. Y si lo hacía, ¿me escucharían?

Fui asaltada sexualmente hace tres años. Era un momento oscuro en mi vida. Mi madre se estaba muriendo de cáncer y no tuve el apoyo o el tiempo para procesarlo y lidiar con las consecuencias de la violación. Enterré mi dolor y mi culpa para hacer sitio a la devastación después de la muerte de mi madre, solo tres meses después.

Incluso ahora, peleo con mi sentimientos de culpa. Sin motivo preocupada por que de alguna manera se me pudiera culpar. No sé de dónde vienen esos sentimientos. ¿El condicionamiento social de que cualquier cosa es siempre culpa de la mujer? ¿De que la incapacidad del hombre de mantenerse alejado de nuestros cuerpos es de alguna manera culpa nuestra, no de él?
He madurado considerablemente en los tres años desde mi asalto, así que revisitarlo es doloroso. Hurgar y revivir esa noche para compartir con exactitud los eventos me ha sentir en una continua violación. Tengo un nudo en el estómago, estoy asustadísima por hacer esto público porque incluso reconciliarme conmigo misma ha sido un proceso duro.

Estuve saliendo brevemente con un productor que era amigo del actor Ed Westwick. Fue este productor el que me llevó a la casa de Ed donde lo vi por primera vez. Quise irme cuando Ed sugirió “deberíamos follar todos”. Pero el productor no quería que Ed se sintiera incómodo por nuestra marcha. Ed insistió en que nos quedáramos para cenar. Le dije que estaba cansada y me quería ir, intentando escapar de lo que ya era una situación incómoda. Ed sugirió que me echara una siesta en la habitación de invitados. El productor dijo que nos quedaríamos solo 20 minutos más para relajar el ambiente y que entonces nos podríamos ir.

Así que fui y me tumbé en la habitación de invitados, donde me quedé dormida y me despertó abruptamente Ed encima de mí, con sus dedos entrando en mi cuerpo. Le dije que parara, pero él era muy fuerte. Peleé con él tan fuerte como pude, pero me agarró la cara con las manos, agitándome, diciéndome que quería follarme. Yo estaba paralizada, aterrorizada. No podía hablar ni moverme más. Me inmovilizó y me violó.

Fue una pesadilla y los días posteriores no fueron mejores.

El productor me echó la culpa, diciéndome que participé activamente. Diciéndome que no podía decir nada porque Ed haría que la gente se pusiera en mi contra, me destruiría y me podía olvidar de mi carrera interpretativa. Diciéndome que no había manera de ir por ahí y decir que Ed me había “violado” y que yo no quería ser “esa chica”.

Y durante mucho tiempo le creí. No quería ser “esa chica”.

Ahora me doy cuenta de las maneras en las que esos hombres de poder abusan de las mujeres, y cómo su táctica es usada frecuentemente en nuestra industria y seguramente en muchas otras.
Me da asco ver a hombres como Ed respetados de manera pública. Entrevistados en plataformas prestigiosas como la Oxford Union Socieaty de la Universidad de Oxford, donde fue honrado como un de sus “Personas que Modelan nuestro Mundo”. ¿Cómo acaba esto? Con hombres como Ed usando su fama y su poder para violar e intimidar y después seguir por el mundo acumulando elogios.

Espero que mis palabras ayudan a otros a saber que ya no están solos, que no hay que culparles porque no es su culpa. Igual que las otras mujeres y hombres hablando del tema me han ayudado a asumir lo mismo. Espero que mi historia y las historias de otros ayuden a resetear los ambientes tóxicos y los desequilibrios de poder que han creado estos monstruos”.

Gossip Girl