Seguimos con nuestra sección de chorradas que tan buena acogida ha tenido. Hoy es el turno de una chica que se dedica a grabar a su gato subido a una aspiradora robótica, a su perro y a su pato disfrazados de tiburón. Qué era tan absurda (y a la vez maravillosa) nos ha tocado vivir. Aquí tienes los dos minutos y pico de vídeo, que son puro material de hipnosis.


Seguimos con nuestra sección de chorradas que tan buena acogida ha tenido. Hoy es el turno de una chica que se dedica a grabar a su gato subido a una aspiradora robótica, a su perro y a su pato disfrazados de tiburón. Qué era tan absurda (y a la vez maravillosa) nos ha tocado vivir. Aquí tienes los dos minutos y pico de vídeo, que son puro material de hipnosis.