Esperanza Aguirre es una política preocupada por su imagen personal y no lo esconde. La lideresa acudió ayer a un evento con unas grandes gafas de sol y todo el mundo se preguntaba qué ocultaba. Ha sido ella misma la que lo ha contado a El País:

“Me he operado los párpados y, por supuesto, me lo ha hecho un cirujano plástico”, explicó coqueta

En tiempos en los que la correción política está mejor valorada que la honestidad y por mucho que podamos diferir de ella ideológicamente hemos de decir que nos ha parecido un chorro de aire fresco en estos tiempos tan rancios y aburridos.


Esperanza Aguirre es una política preocupada por su imagen personal y no lo esconde. La lideresa acudió ayer a un evento con unas grandes gafas de sol y todo el mundo se preguntaba qué ocultaba. Ha sido ella misma la que lo ha contado a El País:

“Me he operado los párpados y, por supuesto, me lo ha hecho un cirujano plástico”, explicó coqueta

En tiempos en los que la correción política está mejor valorada que la honestidad y por mucho que podamos diferir de ella ideológicamente hemos de decir que nos ha parecido un chorro de aire fresco en estos tiempos tan rancios y aburridos.