Lady Gaga es la última pop star que ha sufrido la filtración de fotografías originales sin retocar.

En los casos de otras cantantes como Britney Spears queda en anécdota visual pero en el caso de Lady Gaga es cuanto menos chocante.

La cantante que ha hecho del victimismo su bandera, que ha cantado contra viento y marea que ella nació así y que Dios no comete errores permite que se filtren fotos de ella sin retocar en las que queda patente de que no está tan a gusto con su cuerpo como pregona. Y no estamos criticando el uso de Photoshop o no, que es un debate absurdo, si no el hecho de que la máxima de un artista sea su mayor incoherencia.


Lady Gaga es la última pop star que ha sufrido la filtración de fotografías originales sin retocar.

En los casos de otras cantantes como Britney Spears queda en anécdota visual pero en el caso de Lady Gaga es cuanto menos chocante.

La cantante que ha hecho del victimismo su bandera, que ha cantado contra viento y marea que ella nació así y que Dios no comete errores permite que se filtren fotos de ella sin retocar en las que queda patente de que no está tan a gusto con su cuerpo como pregona. Y no estamos criticando el uso de Photoshop o no, que es un debate absurdo, si no el hecho de que la máxima de un artista sea su mayor incoherencia.