Munich, aquí tienes nuestra guía. No esperes una guía sesuda, nuestras guías bastante light. Pim-pam y pum.

¿Y esta foto de Munich? ¿Acaso hay playa? Pues no, playa no hay, pero tienen un río estupendo que en verano se convierte en playa improvisada. Nosotros estuvimos viéndola desde un puente y la verdad es que no se veía muy apetecible.

Se veía más apetecible otro tramo del río que cruza el parque del Jardín Chino Inglés de Munich. Hay gente haciendo surf en un tramo y gente dejándose llevar por la corriente (que no es moco de pavo) en el resto del curso.

Surfin’ Munich

Una de las cosas más famosas de Munich es la cerveza, y el sitio más famoso (el típico que recomiendan toooodas las guías) es Hofbräuhaus, que no tiene nada que ver con la Haus Of Gaga. Es un recinto gigante en el que puedes ver a turistas como tú de todas partes del mundo. No esperes ver al típico muniqués sentado ahí tomando cerveza.

Y si vas a Munich prepárate para comer salchicas y patatas. Prácticamente todos los platos populares las incluyen. Por supuesto que siempre puedes ir al McDonalds o puedes pedir comida internacional en cualquier restaurante de las zonas más turísticas.

Salchicas con puré de patata, albóndigas y chucrut

Por cierto, el pastel de patata dulce frito está riquísimo.

Salchichas con pastel de patata y rábano

Del tema visitas turísticas te recomendamos sobre todo el Residenz. Un palacio gigantesco (que parece Versalles pero en rollo alemán), muy en el centro de la ciudad, que tiene hasta reliquias. ¡Sí, reliquias! Huesos de curas y reyes con todo tipo de decoración por encima. Las reliquias tenían más valor que el oro por aquel entonces… ¡Ya ves tú!

Por cierto, en Munich también hay zona gay. Se llama Sendlinger Tor y puedes encontrar unos cuantos bares. Nos recordó al barrio gay de Manchester pero con gente más seca.

Munich, aquí tienes nuestra guía. No esperes una guía sesuda, nuestras guías bastante light. Pim-pam y pum.

¿Y esta foto de Munich? ¿Acaso hay playa? Pues no, playa no hay, pero tienen un río estupendo que en verano se convierte en playa improvisada. Nosotros estuvimos viéndola desde un puente y la verdad es que no se veía muy apetecible.

Se veía más apetecible otro tramo del río que cruza el parque del Jardín Chino Inglés de Munich. Hay gente haciendo surf en un tramo y gente dejándose llevar por la corriente (que no es moco de pavo) en el resto del curso.

Surfin’ Munich

Una de las cosas más famosas de Munich es la cerveza, y el sitio más famoso (el típico que recomiendan toooodas las guías) es Hofbräuhaus, que no tiene nada que ver con la Haus Of Gaga. Es un recinto gigante en el que puedes ver a turistas como tú de todas partes del mundo. No esperes ver al típico muniqués sentado ahí tomando cerveza.

Y si vas a Munich prepárate para comer salchicas y patatas. Prácticamente todos los platos populares las incluyen. Por supuesto que siempre puedes ir al McDonalds o puedes pedir comida internacional en cualquier restaurante de las zonas más turísticas.

Salchicas con puré de patata, albóndigas y chucrut

Por cierto, el pastel de patata dulce frito está riquísimo.

Salchichas con pastel de patata y rábano

Del tema visitas turísticas te recomendamos sobre todo el Residenz. Un palacio gigantesco (que parece Versalles pero en rollo alemán), muy en el centro de la ciudad, que tiene hasta reliquias. ¡Sí, reliquias! Huesos de curas y reyes con todo tipo de decoración por encima. Las reliquias tenían más valor que el oro por aquel entonces… ¡Ya ves tú!

Por cierto, en Munich también hay zona gay. Se llama Sendlinger Tor y puedes encontrar unos cuantos bares. Nos recordó al barrio gay de Manchester pero con gente más seca.