Diana Nyad, de 64 años, ha sido la primera persona en nadar desde la isla de Cuba hasta la costa de Florida sin ir protegida por una jaula anti-tiburones. Para que luego digan que la edad condiciona para vivir la vida.


La emocionante historia de Diana es tremenda. Intento cruzar por primera vez el estrecho de Florida cuando tenía 28 años y no lo consiguió por culpa de las picaduras de las medusas. 28 años después y gracias a su perseverancia lo ha conseguido. Ha recorrido 177 kilómetros a nado en 52 horas con un único y breve descanso. Ha hecho la travesía ayudada de una máscara anti-medusas que también le ha obligado a nadar más lenta.

La única vez que alguien realizó a nado la misma distancia fue en 1997. Susie Maroney lo hizo en 25 horas, ayudada de una jaula anti-tiburones y con sólo 22 años. También lo intentó el australiano Chloe McCardel que tuvo que abandonar en junio cuando llevaba nadando 11 horas después de que fuera picado por una medusa. Diana Nyad inició el viaje el sábado por la mañana y estuvo acompañada de cinco botes que le dieron comida y bebida.


Diana Nyad, de 64 años, ha sido la primera persona en nadar desde la isla de Cuba hasta la costa de Florida sin ir protegida por una jaula anti-tiburones. Para que luego digan que la edad condiciona para vivir la vida.


La emocionante historia de Diana es tremenda. Intento cruzar por primera vez el estrecho de Florida cuando tenía 28 años y no lo consiguió por culpa de las picaduras de las medusas. 28 años después y gracias a su perseverancia lo ha conseguido. Ha recorrido 177 kilómetros a nado en 52 horas con un único y breve descanso. Ha hecho la travesía ayudada de una máscara anti-medusas que también le ha obligado a nadar más lenta.

La única vez que alguien realizó a nado la misma distancia fue en 1997. Susie Maroney lo hizo en 25 horas, ayudada de una jaula anti-tiburones y con sólo 22 años. También lo intentó el australiano Chloe McCardel que tuvo que abandonar en junio cuando llevaba nadando 11 horas después de que fuera picado por una medusa. Diana Nyad inició el viaje el sábado por la mañana y estuvo acompañada de cinco botes que le dieron comida y bebida.