Guilty Pleasure

Una gallega regatea el botín con un ladrón que le amenaza con un cuchillo


Hay veces que los ladrones se llevan su buen chasco al entrar a robar y encontrarse a gente como María José, una mujer gallega que trabaja en un ultramarinos y que cuando el ladrón le amenazó con un chuchillo pidiéndole todo el botín le dijo: “Vamos a ver. Soy madre de familia. Aquí estoy trabajando. No me jodas la vida, tío, y vete a atracar a otro lado”

La mujer, en lugar de ceder y darle todo el dinero se puso a regatear el botín. Primero le dijo “te doy 5 euros, te vas con ellos y ni te denuncio”. Él le pidió 20 y entonces ella le dijo que 10. Finalmente el ladrón se fue sólo con 15 euros.

Pues anda que…

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *