Connect with us

Televisión

Maria Pombo anuncia que tiene esclerósis múltiple con 25 años

María Pombo

Hace tan solo unas semanas, en pleno confinamiento, María Pombo (25 años) anunció, tras unos días desaparecida en sus redes sociales, que el motivo de su ausencia fue un susto de salud. La «influencer» comenzó a sentir hormigueos en algunas partes del cuerpo y decidió ir al hospital, ya que debido a la esclerosis múltiple de su madre en su familia conocen de cerca los síntomas de esta enfermedad. En aquel momento le diagnosticaron una mielitis (inflamación en la médula), pero no ha sido hasta ahora cuando ha recibido el diagnóstico definitivo.

De hecho, hace tan solo unos días, Pombo anunció a través de su cuenta de Instagram que está embarazada, una noticia que conoció apenas unos días antes de comenzar a sentir los hormigueos. Con una actitud muy positiva, ha contado la noticia a sus seguidores, al tiempo en que comentaba que va a comenzar un tratamiento compatible con el embarazo y que, posteriormente, cuando nazca su bebé, se estudiarán otros tratamientos convenientes a los que ahora no se puede someter por su estado.

« Los resultados no han ido como yo esperaba (siendo positiva, pero en realidad sí que me lo esperaba… Efectivamente tengo esclerosis múltiple», comienza afirmando. El tratamiento inicial lo comenzará la semana que viene, cuando ya se cumplen las 12 semanas de gestación. «Cuando dé a luz verán cuál es el mejor tratamiento porque cuando estás embarazada no hay tantas opciones», aclara.

« Como dije en el vídeo, a veces las ilusiones ganan al peso de las piedras. La ilusión que tenemos Pablo y yo gana por goleada a las piedras de la mochila», confiesa, haciendo referencia a la noticia de su embarazo, que anunciaron recientemente a su familia y amigos, ya que, cuenta la propia Pombo, no querían anunciarlo a través de una videollamada.

Hace unas semanas, con la voz algo entrecortada, María Pombo contó que necesitaba unos días de desconexión porque aunque aún no tenía el diagnóstico estaba empezando a procesarlo todo y a hacerse a la idea. Y aunque se dejó ver algo nerviosa, ya que se trata de una enfermedad degenerativa, aclaró. «Es una enfermedad que yo vivo muy de cerca en casa (…) es una enfermedad sobre la que se ha avanzado muchísimo a lo largo de los años y que sigue avanzando muchísimo y que no tiene nada que ver con lo que era hace 20 años», cuenta, tratando de ser optimista no solo por ella o su madre, también por personas que vivan esta enfermedad de cerca.

María Pombo, por aquel entonces, agradeció conocer de cerca la enfermedad y haberle dado la importancia necesaria a los «hormigueos» que comenzó sintiendo recientemente y que, de no saberlo, seguramente habría pasado por alto. Y concluía: «Os quería poner en preaviso por si de repente me veis más desaparecida de lo normal o me notáis más rara porque mi mente va a estar en otro lado. Esto no quiere decir que esté sufriendo ni pasándolo mal ni nada, simplemente que estoy asimilando un poco todo esto».

Connect