Connect with us

Televisión

Ángel, ganador de ‘Gran Hermano’, viviendo en una furgoneta

Ángel Gran Hermano

Ángel Muñoz, ganador de Gran Hermano, está atravesando por el momento más duro de su vida. No es la única persona.

El ganador del reality más famoso de la televisión es consciente de que la Covid está trayendo no solo problemas de salud sino también grandes baches económicos a muchas familias del mundo.

Él es uno de los cientos de miles de ejemplos. A través de una sincera carta emitida a través de su cuenta de Instagram, Muñoz ha confesado que ha tenido que poner su casa en alquiler e irse a vivir a su furgoneta para subsistir. 

La misiva de Ángel Muñoz comienza así: «Os escribo esta carta con la intención de ser totalmente sincero y que conozcáis mi situación actual. Como sabéis, la Covid obligó a nuestros gimnasios a cerrar y con ellos algunos perdimos nuestro trabajo, el de toda la vida, en mi caso mucho más que mi sustento, mi alimento vital».

Ángel siempre se ha caracterizado por ser una persona alegre y positiva. Su forma de ser no solo le hizo llegar a la final de Gran Hermano 11 sino que por ello se alzó con los 350.000 euros del premio, el mayor otorgado en una edición en España. Su carta continúa así:

«He tomado la opción de alquilar mi casa para poder vivir y pagar facturas, entre tanto me he ido a vivir a mi furgoneta, y esto para quienes me conocéis que tampoco es un drama, así que esa es mi vida ahora, he decidido viajar en mi furgoneta y vivir con lo poco que sacó de mi casa, pero también con esta decisión que he tomado he decidido ser feliz, y vivir con lo poco que tenga pero vivir, cerca del mar y surfeando, hasta que el cuerpo aguante hasta que todo mejore hasta que todo cambie, no tengo intención de volver a Madrid a vivir nunca»

Muñoz desvela que ahora mismo da clases de yoga y pilates, algo que le ha hecho valorar más lo espiritual y mucho menos lo material:

«Estoy centrado en mi nuevo proyecto que será dar clases y formación en línea, desde clases de yoga y pilates colectivas y privadas como talleres de las diferentes disciplinas en las que soy especialista y tengo algo que aportar, habrá que hacer aportaciones económicas diferentes según cada caso y modalidad y siempre estarán enfocadas de una manera honesta y ajustadas para tod@s. Ojalá pueda contar con al menos algun@s de vosotr@s para este nuevo proyecto ya que de momento es mi única vía para poder ganarme la vida y sobre todo no dejar de tener contacto con lo que más me apasiona, que es la enseñanza y como no, ayudar a la gente».

Connect