Connect with us

Televisión

¿Han entendido Isabel Gemio, María Teresa Campos e Irma Soriano de qué va YouTube?

María Teresa Campos, Irma Soriano e Isabel Gemio

Las plataformas ‘online’ han revolucionado la forma de consumir ficción, entretenimiento y actualidad en los últimos años. Eventos como una pandemia mundial y la crisis publicitaria han acelerado este proceso y muchas ‘viejas glorias’ de la televisión están abordando YouTube con dudoso acierto y con escaso o nulo éxito.

Y cuando decimos ‘viejas glorias’ no lo usamos como un adjetivo peyorativo, ni que tenga que ver con la edad (de hecho Isabel Gemio e Irma Soriano tienen sólo unos 50 y tantos) sino como concepto ilustrativo de su status actual en relación con el que tenían hace unos años en la televisión.

Las tres son grandes iconos televisivos, sobre todo María Teresa e Isabel, que tienen en su curriculum programas míticos y de lo más variopintos. Irma, siento también un rostro muy importante nos parece que no juega en la misma liga… o no jugaba hasta ahora, porque ahora las tres se encuentran en igualdad de condiciones. Las tres han decidido abrir un canal de YouTube.

Primero fue Irma Soriano en el año 2018, más tarde Isabel Gemio en marzo de este mismo años y por último María Teresa Campos en junio de 2020. Ninguna de ellas pasa los 24.000 suscriptores, una cifra que pulveriza una ‘youtuber’ ama de casa como Un Té Con Manuela, que sube vídeos cotidianos hablando de las compras que hace y de su dieta. Manuela tiene más de 28.000 suscriptores y más de 7 millones de visualizaciones. Isabel, Maritere e Irma rondan el millón.

¿Qué quiere decir esto? ¿Que YouTube es solo para ‘youtubers’ nativos? ¿Que la edad es un impedimento para YouTube? Vayamos por pasos.

YouTube no es solo para nativos, lo prueban casos como el de Los Prieto Flores, el canal que hacen Borja Prieto y Natalia Flores. Ellos se dedican al mundo de la publicidad y tienen carreras forjadas con trabajos «tradicionales». Es decir, no son nativos de YouTube, pero han sabido crear un canal que funciona en la plataforma. Han creado su propio formato y han sabido qué cosas de su bagaje incorporar al canal. El resultado es un canal único que ya va por los más de 40.000 suscriptores y casi 6 millones de visualizaciones.

¿La edad es un impedimento? Tampoco. Manuela, de Un Té Con Manuela es mayor que Isabel Gemio y que Irma Soriano, y sin embargo ha sabido encontrar a su público en la plataforma de Google. Entonces ¿qué pasa con las tres mujeres que titulan este reportaje? Analizamos todos los elementos y dictaminamos cuál de todas está más acertada en cada uno.

El ‘naming’

El ‘naming’ de sus canales es mayoritariamente desastroso, como cuando a finales de los 90 todo el mundo quería parecer moderno y se usaba mucho la jerga ‘cyber’. Sin duda, en este aspecto la clara ganadora es Irma, que con su ‘Irma la arma’ consigue un ‘punch’ gracioso y que podría funcionar bien en YouTube.

Y luego entre ‘Enredados’ y ‘Nextv’ no sabemos cuál suena más antiguo. Al menos ‘Enredados’ puede sonar gracioso a cierto ‘target’ pero ‘Nextv’ suena, a nuestro gusto, demasiado pretencioso para lo que luego realmente es.

Además, significa algo así como ‘la tele que viene’ y desde luego si quiere ir por ahí llega tardísimo, porque YouTube era eso hace 10 años, ahora es hasta casi igual de antiguo que la tele para muchos nuevos usuarios.

Los contenidos

En los contendidos, pensando en YouTube, hay empate de ganadoras. Irma ha sabido aprovechar muy bien su vena ‘ama de casa’ e Isabel ha comprendido que YouTube también depende mucho de la actualidad, por lo que sube vídeos con mucha más asiduidad que sus otras dos colegas.

Pierde totalmente aquí María Teresa Campos, que hace entrevistas sin ningún tipo de contenido. Puro relleno. No hay exclusivas, no hay análisis, no hay prácticamente nada más que un icono televisivo recibiendo en su casa a personajes conocidos a los que saluda.

Los formatos

Aquí probablemente gane Isabel Gemio. Su formato es el más dinámico para el tipo de contenido que ella quiere generar. No parece que sea muy costoso en medios por lo que se llevaría el gato al agua en esta parte.

Pierde totalmente María Teresa, que hace un formato completamente obsoleto (casi hasta en la televisión tradicional), que es el de saloncito con entrevista de tú a tú. Sorprende que para ser el contenido más soso de todos, María Teresa es la que más recursos pone en el asador. Tiene cámara y editor y hasta directora de programa…. que no es otra que su hija Carmen Borrego. Nos da curiosidad cuál es la labor de dirección en unos vídeos como estos.

Irma consigue un buen formato para YouTube aunque para nuestro gusto no la vemos demasiado convencida del mismo. Como que lo hace sin querer dejar marchar definitivamente su espíritu de tele tradicional.

Conclusión

Por un lado nos encanta que estas tres fieras de la comunicación hayan querido renovarse y entrar a YouTube, por otro, nos da rabia que no saquen todo el potencial que vemos que podrían tener. ¡Podrían arrasar! Solo tienen que reformularlo un poco todo.

Connect