Síguenos, Marijose

Música

Todos los titulares de la entrevista a Kiko

Kiko ha dado una entrevista a Mila en la revista Lecturas en la que se ha despachado a gusto hablando sobre la relación que mantiene con su madre.

Ha contado cosas que ponen los pelos de punta, como que su hermana Isa-P lleva el apellido Pantoja gracias a él.

Los problemas entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja parecen no cesar. Tras estar sobre la mesa los problemas de ánimo del DJ, el papel como madre y abuela de la tonadillera y la herencia de Paquirri, los diferentes miembros de la familia parece que también entran en juego. La artista habló de Irene Rosales, su nuera, algo que ha molestado verdaderamente a Kiko Rivera.

El círculo cercano de la cantante habló en exclusiva con Diez Minutos, y aseguró que la cantante dijo que su hijo ponía a su familia por encima de todo: “Mi hijo tiene su familia y por encima de su mujer y sus hijas no hay nada“. Pero además, también revelaron que la tonadillera deja caer que no se fía de ella, pues es quien lleva la batuta.

“Ellos hacen y deshacen como les da la gana. Sólo se acuerdan de mí cuando me necesitan”, añadió Isabel Pantoja. “A mí, mi hijo no me da mi sitio. A su mujer, a su familia, sí. ¡Pues olé ella!”.

Esto ha hecho que Kiko Rivera, tras dar una explosiva entrevista en Lecturas en la que hablaba largo y tendido contra su madre, volviera a estallar contra la jurado de Idol Kids por lo que dijo sobre su esposa.

También habla de una posible herencia de más de 1.000 millones de pesetas que le habría dejado su padre, Francisco Rivera Paquirri, a su muerte.

“Sigues, ¿no? Qué bien se te da echar las culpas a otro cuando las tienes todas tú”, ha escrito este miércoles en Instagram citando la información compartida por 20minutos.

No me pienso callar absolutamente nada, y ahora sí te lo escribo a ti. Desde este mismo momento dejas de ser importante para mí”, sentenció Kiko Rivera.

Aquí tienes la entrevista resumida en 10 titulares. Para el reportaje completo la revista ya está disponible en kioskos.

“No cedí Cantora a sabiendas, no sé lo que firmé”

“Cuando tenía 18 años fui con mi madre a firmar algo”

“Yo era un cabeza perdida, y si mi madre me decía “firma esto” yo lo hacía”.

“Mis abogados han pedido el testamento de mi padre. En el fondeo de mi corazón sé que algo pasa”.

“Se ha dicho que el cien por cien de Cantora era mío, que mi padre me lo dejó y que para ella era el usufructo. ¡Esa casa era mía!”

“Desde que tengo uso de razón sé que tengo un 49% y ella el 51%. Tengo miedo, ¿qué me voy a encontrar? ¿Me va a rematar esto ya?”

“Mamá, creo que sin contamos las veces que me has usado y yo a ti, me superas con creces”

“Quiero saber lo que quería mi padre, porque si eso no se ha cumplido me voy a encargar de que se respete su voluntad”

“Te has vendido como la mejor madre del mundo y, perdóname, ¡pero no lo eres!”

“A diferencia de mi madre, soy dueño de mi vida y tomo mis propias decisiones”

Síguenos