Síguenos, Marijose

Televisión

La Guardia Civil investiga posible agresión en fiesta con ‘tentadores’

Malas noticias para el departamento de comunicación de cierto grupo de comunicación y sobre todo para la mujer que presuntamente habría denunciado los hechos ocurridos en una fiesta en la que según informa El Mundo habrían estado presentes algunos de los tentadores del programa ‘La Isla de las Tentaciones’.

Reproducimos la noticia por su interés:

La Guardia Civil de Tres Cantos (Madrid) se encuentra investigando una presunta agresión sexual múltiple a una joven en una fiesta ilegal el pasado fin de semana en la que estaban varios concursantes de ‘La isla de las tentaciones’.

Según informa El Mundo, a través de fuentes de la investigación, la joven presentó una denuncia ante la guardia civil dos días después de los hechos. En dicha acusación, la víctima alega que la drogaron y la obligaron a mantener relaciones sexuales con “cinco o seis hombres”.

Fue la madrugada del sábado 13 de febrero cuando medio centenar de jóvenes se dieron cita en un chalé de la localidad de Colmenarejo (Madrid). Según los investigadores entre los asistentes había “niños bien de los que salen en ‘La isla de las tentaciones’, chicos y chicas guapas, influencers”.

Al parecer, la casa fue alquilada por una persona ya identificada y que también tendría relación con el reality de Telecinco. Para justificar el alquiler le dijo al propietario que iba a celebrar un evento de un coche de alta gama al que no acudirían más de 12 personas. Pero según fuentes de la investigación, fue el sistema de vigilancia el que alertó de que eso no “era un evento ni una fiesta, sino una orgía”.

Fue entonces cuando el dueño del chalet avisó a la Guardia Civil, que se personó en el lugar de los hechos para desalojar la fiesta ilegal que incumplía con todas las medidas de prevención.  “Es que aquello era como Sodoma y Gomorra. Sin mascarillas y haciendo de todo”, señalan dichas fuentes.

La víctima, estudiante de intercambio en España, acudió a la fiesta invitada por una chica de Instagram que la citó en la calle Arce de Madrid. Allí tuvo lugar una ‘prefiesta’ en la que conoció a varios de los tentadores del reality. Una vez en el chalet, la joven afirma que se tomó una copa y que al poco empezó a perder la conciencia. Desde ese momento, lo único que recuerda es que hubo varios chicos que le propusieron mantener relaciones sexuales pero ella se negó. A pesar de aquello, ellos la forzaron.

Y el motivo por el que no denunció hasta dos días después es que le dio vergüenza confesar lo que le había sucedido a la Guardia Civil cuando esta se presentó para desalojar la fiesta.

Síguenos