Síguenos, Marijose

Televisión

Los secretos más sorprendentes de ‘Supervivientes’

‘Supervivientes’ llegó ayer a la recta final de su retransmisión desde Honduras y hubo un juego en el que los concursantes tenían que revelar sus secretos más impactantes para poder acceder a la recompensa de comida. El perfume de la carne les embriagó, su aroma les dejó flotando.

Lola reveló que había vendido ropa interior usada. Solo lo sabía su pareja, las vendió por internet. Lo sabía también su madre.

Tom Brusse reveló que se había liado con la secretaria de su padre. Tom tenía unos 19 años y ella unos 27 años. Tampoco es nada del otro mundo.

Gianmarco reveló que había hecho cosas con un calabacín. Se lo encontró en la mesilla de noche de sus suegros.

La recompensa fue comer unas deliciosas costillas barbacoa con patatas fritas.

Alejandro Albalá comió como si no hubiera mañana.

Mientras Gianmarco y Tom miraban con deseo.

Olga terminó con la boca muy llena.

Síguenos