Síguenos, Marijose

Televisión

Kiko revela por qué se queda dormido: “La verdad de lo que me pasa”

Kiko M ha revelado por fin el motivo real de sus siestas en ‘Sálvame’. No ha sido ni una ni dos ni tres veces las que las cámaras le han pillado dormido en plena emisión del programa y ahora el colaborador ha revelado cuál es el verdadero motivo por el que se queda frito en directo.

“Voy a contar la verdad de lo que me pasa”, ha anunciado creando máxima expectación

En Sálvame es habitual ver a sus colaboradores comiendo algo para aguantar la tarde, que se levanten para darse un paseo o discutir, o que se acerquen al puesto de la dirección para hablar con los responsables del programa. Y también que Kiko “cierre los ojos” en algún momento del directo.

Sus “siestas”, que realmente no son tal, dan mucho juego a sus compañeros y a todo el formato. Y este jueves, después de otro de esos momentos en los que los párpados se le juntaron, el colaborador decidió dar explicaciones: “Voy a contar la verdad de lo que me pasa”.

Después de que Sálvame repasaba distintos instantes en los que Kiko aparecía “dormido, casi dormido, intentando no quedarse dormido o bostezando”, como también recoge la página web del programa, quisieron consultar con un especialista qué le ocurre al colaborador.

Aunque lo cierto es que él mismo dio su explicación, que básicamente es por la falta de sueño: “Trabajo muchas noches y el entrenamiento… debería dormir más y no lo hago, duermo poco”.

“Me dormí dos o tres horas debajo de un altavoz en la discoteca, mis amigos decían: a ver si se ha… Pero respiraba”

Eso sí, aunque él considera que la razón es esa, aprovechó para lanzarle un dardo a sus compañeros de plató: “Es tan soporífero lo que dicen algunos que no tengo más remedido que dejarme llevar”.

El experto en sueño consultado señaló que, efectivamente, podría haber un tema si era algo común. Pero Kiko insistió: “Que se venga a la discoteca tres noches seguidas”, bromeando.

Aún así, prometió tomárselo en serio y revisar lo que le pasa, contando una anécdota de cuando se quedó dormido bajo un altavoz en una discoteca: “Me dormí dos o tres horas, mis amigos decían: a ver si se ha… Pero respiraba”.

Síguenos