Britney Spears ingresa en un centro psiquiátrico

Música

La historia se repite. Bueno, no de la misma manera. Britney Spears ingresó en el año 2007 en un centro psiquiátrico y en 2019 lo vuelve a hacer, pero esta vez ingresa de manera voluntaria y por un periodo de 30 días. Ella misma lo ha medio confirmado subiendo una foto a su cuenta de Instagram con un mensaje de autoayuda nivel básico.

Algunos medios responsabilizan del ingreso a los problemas de salud que está teniendo el padre de Britney y que ya la llevaron a cancelar su show ‘Domination’ en Las Vegas pero la verdad es que nos parece una justificación muy superficial si se habla de problemas o complicaciones psiquiátricas.

La salud mental de Britney ha sido siempre un enigma. En 2007 las cartas se dieron la vuelta sobre la mesa ante los ojos de todo el mundo pero tras el cordón de contención que estableció su familia y su ‘management’ poco se ha sabido con certeza de cuál es su verdadero estado.

Ella ha seguido trabajando y sacando discos pero ni siquiera en el documental en el que se suponía que iba a contar toda “su verdad” dejaba clara cuál era su situación y hacia donde se dirigía. Que no decimos que deba de decirlo, solo que aquel documental se publicitó como confesional y luego se quedó en nada.

Desde 2007 es el padre de Britney el que tiene su tutela y sobre este tema tampoco está claro si es por imposición de las autoridades que no consideran a Britney capaz de manejarse sola o si es una petición de ella hacia su padre para sentirse un poco “atada en corto”.

También es cierto que al tratarse de un ingreso voluntario la situación de Britney no sea tan dramática y con el tiempo haya aprendido a que es mejor prevenir que curar y haya querido acudir al psiquiátrico como el que va a hacerse una revisión al oculista.

Ver esta publicación en Instagram

We all need to take time for a little "me time." 🙂

Una publicación compartida de Britney Spears (@britneyspears) el

Spread the love

Last modified: 04/04/2019