Carlota rompe su silencio sobre su supuesta violación en ‘GH’: “reventada por dentro”

Música

Han pasado ya casi dos años desde que saliera a la luz la noticia del presunto abuso sexual que se había cometido en el marco de ‘Gran Hermano Revolution’, la decimoctava edición del programa de telerrealidad de Telecinco. Los protagonistas del turbio episodio fueron los concursantes José María López y Carlota Prado, que entonces mantenían una relación dentro de la casa. Tuvo la asistencia de un psicólogo: “después de ver aquello yo sola, sin esperármelo y llevar ya un rato desquiciada, llorando y reventada por dentro”

Lo que se conoció entonces es que durante una noche de fiesta organizada por el propio programa él se aprovechó sexualmente de ella, que se encontraba inconsciente por el alcohol. El asunto se cerró con la expulsión de López por “conducta intolerable” y con el abandono temporal de Carlota. Así mismo, se informó de que el equipo del programa había puesto en conocimiento de la Guardia Civil lo sucedido. Pero no ha sido hasta ahora cuando la afectada se ha decidido a hablar públicamente al respecto. Lo ha hecho primero desde su cuenta de Instagram, y ayer, de mano de una entrevista exclusiva para El Confidencial.

La joven se refiere primero a ciertas imágenes, publicadas en su día por el programa, en las que se ve a la pareja forcejeando en el salón de la casa y Carlota parece estar rechazando las caricias de José María: “evidentemente no me gusta que me metan mano… Lo que está pasando en ese momento ya es suficiente como para tomar cartas en el asunto, algo que ‘GH’ no hizo”, ha manifestado, asegurando además que “no son un primer plano de lo que estaba sucediendo, alguien en las redes sociales lo encontró y aumentó el espacio en el que estábamos esa persona y yo. Digo esa persona porque me resulta imposible decir su nombre”.

Las lagunas mentales provocadas por la bebida hicieron que Carlota no recuerde del todo lo que sucedió esa noche, pero sí ha contado las impresiones que tuvo al levantarse la mañana siguiente: “de camino al baño, noté cómo se me caía la ropa interior al suelo porque no estaba bien puesta. Llevaba unos pantalones de pijama que no recordaba haberme puesto, pero en ese momento no presté atención a ese detalle tan importante”.

Carlota asegura que José María le dijo que la “había cuidado porque estaba K.O.” y que ella en un primer momento le creyó. Lo siguiente fue la expulsión de José María, pese a que “decidieron dejarlo no sé cuantísimas horas a mi lado cuando tenían pruebas suficientes como para sacarlo inmediatamente”. La exconcursante apunta que después, los responsables del programa la llamaron para mostrarle un vídeo de lo sucedido, algo que hicieron sin proporcionarle un psicólogo o “alguien que me ayudara a enfrentarme a esas imágenes tan duras”.

Las imágenes a las que se refiere Carlota, en sus propias palabras, “duran casi 10 minutos y se ve perfectamente que se aprovecha de mí en la habitación y que yo estoy inconsciente”. La joven no entiende cómo no le consultaron si quería ver el material antes de enseñárselo tal cual: “Si me llegan a preguntar, hubiera dicho que no. Yo no hubiese querido tener para el resto de mi vida esa mierda en la cabeza”.

Además, la exconcursante ha expresado su rotunda crítica a la falta de gestión de la situación por parte de los directivos de ‘Gran Hermano’. “Es mi cuerpo el que sale ahí, inconsciente y violado. Me da exactamente igual que en el Código Penal ponga que una violación es con violencia y un abuso sexual sin violencia”, ha declarado en su entrevista con El Confidencial.

La joven también ha desvelado que después del suceso pidió hablar con José María y que este, aunque al principio lo negó, acabó por reconocerlo. “Mi preocupación en ese momento era saber si había riesgo de estar embarazada. Volví a la sala en la que él estaba, se lo pregunté y me dijo que no llegó a terminar”, ha relatado Carlota, antes de añadir que “todo esto no está grabado, porque no estábamos en la casa y no había cámaras, pero él sabe perfectamente que tuvo esta conversación conmigo”.

En cuanto a la intervención de las autoridades, sí confirma que el reality acudió a la Guardia Civil y que le pidieron que denunciara con ellos, pero que en aquel momento ella no quiso por encontrarse su familia fuera de España. En cualquier caso, Carlota ha dejado muy claro que la respuesta del reality no fue del todo digna: “Hasta donde yo sé, el juzgado no entiende muy bien la actuación del programa… Lo que hicieron se llama omisión de socorro”.

Y es que el caso se encuentra ahora en los tribunales porque la exconcursante finalmente sí interpuso la denuncia cuando ya se encontraba fuera del programa y regresó a Marbella con su familia. “La Audiencia Provincial de Madrid acaba de desestimar tres recursos de apelación interpuestos por la defensa del imputado”, informa la joven, que también ha señalado que desconoce cuándo exactamente se celebrará el juicio.

Spread the love

Last modified: 04/09/2019