Connect with us

Televisión

Spiriman, el médico de ‘Sálvame’, fue condenado por un delito de injurias

Spiriman, como se conoce al Doctor Candel, trabaja en las Urgencias de un hospital granadino. Hace años que inició una cruzada contra la fusión hospitalaria en Granada. En octubre de 2016 logró sacar a la calle a más de 40.000 granadinos.

En julio de 2019, el Juzgado de lo Penal 6 de Granada condenó al médico Jesús Candel al pago de una multa de 6.480 euros y a indemnizar a la expresidenta andaluza Susana Díaz por un delito de injurias.

El médico cargó con dureza contra la presidenta de la Junta en un vídeo que colgó en Facebook poco después de descubrir las amenazas. “Susana, eres una hija de puta. Esto no se admite ya —seguía—, no tenéis vergüenza; sois unos mierdas, socialistas de mierda, nazis de mierda, no afrontáis la puta realidad”.

El incidente a las puertas de su casa coincidió con varios expedientes contra el médico abiertos por el Colegio de Médicos de Granada, ciudad en la que ejerce. También con otros del Servicio Andaluz de Salud y dos denuncias en los juzgados. Una veintena en total.

No sabe el número exacto de expedientes que obran en su contra. Y a juzgar por el desdén con el que se refiere a ellos, no les da mucha importancia. Pese a que en uno de ellos, ya archivado, se pedía su inhabilitación. Tampoco parece inmutarse cuando habla de las denuncias en los juzgados interpuesta por dos nefrólogos. “Uno es el jefe del servicio, el cabrón Antonio Osuna, que me pide 40.000 euros por faltarle al honor; y otra es de su mano derecha, su lameculos número uno, Magdalena Palomares”. Y tan pancho.

Según diarios digitales: «Han dicho de él que es homófobo, pesan sobre Candel unas ochenta acusaciones de acoso machista a las que quita trascendencia recomendando a las presuntas víctimas que acudan a los tribunales si se creen agraviadas«

Connect