La paranoia y manía persecutoria de algunas personas al usar el cajero automático podría comenzar a estar justificada. La empresa desarrolladora de sistemas informáticos de seguridad ha publicado un estudio que concluye que no es seguro tirar el recibo que obtenemos cuando usamos el cajero automático.

Aunque en el recibo del cajero automático no aparecen nuestros datos por completo parece ser que ,combinados con otros datos que se pueden encontrar fácilmente a raíz de los del recibo, pueden facilitar el hackeo de nuestra cuenta corriente.

Hemos indagado en el informe y no es que haya una fórmula matemática que te de, por ejemplo, una clave. Lo que quieren decir es que a raíz de tener datos como: Importe que has sacado, dirección del cajero y hora podrían contactarte haciéndose pasar por el banco para sacarte tu pin y todos los euros de la cuenta. Por si las moscas, no pidas recibo, que encima así reciclas.

La paranoia y manía persecutoria de algunas personas al usar el cajero automático podría comenzar a estar justificada. La empresa desarrolladora de sistemas informáticos de seguridad ha publicado un estudio que concluye que no es seguro tirar el recibo que obtenemos cuando usamos el cajero automático.

Aunque en el recibo del cajero automático no aparecen nuestros datos por completo parece ser que ,combinados con otros datos que se pueden encontrar fácilmente a raíz de los del recibo, pueden facilitar el hackeo de nuestra cuenta corriente.

Hemos indagado en el informe y no es que haya una fórmula matemática que te de, por ejemplo, una clave. Lo que quieren decir es que a raíz de tener datos como: Importe que has sacado, dirección del cajero y hora podrían contactarte haciéndose pasar por el banco para sacarte tu pin y todos los euros de la cuenta. Por si las moscas, no pidas recibo, que encima así reciclas.