• Dúo La Loba

    Dúo La Loba: “Nos gusta autogestionar nuestros proyectos y buscar la manera de hacerlo”

    Dúo La Loba
    Dúo La Loba son, como el propio nombre indica, un dúo formado por los argentinos Guadalupe Alvarez Luchía y Javier Calequi. El año pasado publicaron su primer album, ‘El Disco Hermoso’, bajo este nombre y la semana que viene, el martes 7, lo presentan en directo en la Sala Galileo Galilei con invitados de lujo como Jorge Drexler o Jacobo de La M.O.D.A.

    Hemos hablado con Guadalupe sobre los orígenes del dúo, sus experiencias discográficas anteriores (con incursión en la electrónica incluida) y sus influencias musicales. Las entradas para el concierto están disponibles en WeGow.

    ¿Cómo creasteis Dúo La Loba?
    Nosotros nos conocemos desde hace casi 15 años, somos amigos desde Buenos Aires. Javi produjo un primer disco mío cuando yo estaba en Argentina y a partir de entonces no nos separamos y no dejamos de intervenir uno en la música del otro. Componíamos juntos, como amigos a los que les gusta la misma música. Escuchando canciones, haciendo canciones, pensando ideas… Y así fue un poco cómo nos conocimos.

    ¿En qué momento concreto os decidís a hacer un proyecto conjunto?
    Yo vine a Madrid, Javi vino a los pocos meses, y cuando ya estábamos aquí, nos sentíamos tan libres de estar en una ciudad nueva, con tantas posibilidades por delante, sin nadie que nos conociera… Dijimos: “vamos a ser la mejor banda del mundo” (risas). Y nada, nos íbamos a los Jardínes de Ópera y escribíamos nuestras ideas, nuestras canciones, escuchar cosas… Grabábamos con todo tipo de artefactos caseros que te puedas imaginar.

    Primero salimos a tocar un primer trabajo, de pop electrónico bastante rabioso. Estuvimos en varias salas de Madrid y luego montamos nuestra empresa, con la que financiamos nuestros discos y nuestros proyectos. Se llama HIJOS, hacemos música para publicidad y para cine. Surgió justo cuando acababa de nacer mi hija y también acababa de nacer el de Javi, por eso le pusimos HIJOS.


    ¿Cómo se llamaba el proyecto de electrónica?

    Se llama La Loba Danza. Es como un EP de electrónica, super pop, con letras en español. Pero dista mucho de nuestro primer trabajo como Dúo La Loba. En ese EP se refleja esa época nuestra. Es como con Bowie, cada época tiene su cosa (risas).

    ¿Qué sensaciones os quedaron con La Loba Danza?
    Quedamos súper contentos porque pudimos expresar lo que queríamos expresar en ese momento de nuestras vidas. Nos encantaba tocar en las salas de Madrid, eran otros momentos, no éramos padres, tocábamos tarde, nos poníamos ‘leggins’ de colores y pulseras brillantes (risas) y era exactamente lo que queríamos hacer en ese momento. Estábamos muy metidos en ese estilo musical en aquella época.

    Para este nuevo proyecto de Dúo La Loba ¿tocasteis a muchas puertas de discográficas? ¿Pensáis que las grandes discográficas tienen miedo a apostar por proyectos que se salen de la norma y que son más líricos y pausados?
    No. Desde el comienzo, debido a la experiencia que ambos tenemos desde hace varios años en Argentina con el mundo discográfico, no era lo que más nos interesaba y ahora tampoco. No es por nada, por eso creamos HIJOS, porque nos gusta la autogestión. Nos gusta autogestionar nuestros proyectos y buscar la manera de hacerlo.

    Dúo La Loba, en concierto.

    ¿Quedasteis curados de espanto con las discográficas?
    No, no, no. Nos ha ido bien, yo trabajé con una discográfica en Argentina, Javi pudo producir mi disco, teníamos libertad de elección y todo pero realmente en este momento no es algo que nos entusiasme demasiado. Nos entusiasma mucho más poder auto gestionarnos. Estamos tranquilos con hacerlo así. Comparado con la experiencia con la discográfica nos gusta más esta.

    La experiencia discográfica de Guadalupe y Javi es muy diversa y han probado varias de las diversas posibilidades que esta industria ofrece. Guadalupe participó en un ‘talent show’ en Argentina cuando solo tenia 17 años y ganó una popularidad repentina, pero pronto se dio cuenta de que ese camino no le gustaba: “Y me cambié de continente (risas)”.


    Es curioso, tu caso me recuerda un poco a lo que me contaba Mon Laferte. Ella también probó a participar en un ‘talent show’ chileno y luego no se cambió de continente pero sí de latitud. Se fue a México y decidió reiniciar su camino.

    Ahh, qué curioso, no sabía que le había pasado algo similar. Realmente tomé mi camino muy rápido y sabía qué era lo que no quería y cuál quería ser mi lugar en la música. Hay que saber aguantar eso, poder lidiar con todo eso. Muchas veces el lugar en el que te pone como mujer tú no te sientes identificada para nada. Al ver toda la experiencia de la discográfica se me presentó muy claro por donde quería ir… y no era por ese camino. Pero a veces está bueno contrastarlo.

    ¿Cómo os repartís el trabajo? ¿Uno es más de letras, otro más de música, otro más productor?
    Por lo general nos repartimos el trabajo. Cada uno compone letra y música y después nos ponemos las canciones en común e intervenimos indiscriminadamente en las canciones del otro. Vemos cómo lo diríamos cada uno. Como cantamos a dúo, si es una canción escrita por Javi yo canto en masculino y viceversa.

    ¿Cómo os definiríais estilísticamente a alguien que no os ha escuchado todavía?
    Ay… yo siempre quiero decir que ninguna etiqueta, estamos en una lucha en contra de las etiquetas (risas). Si le ponemos etiquetas a cosas, las aprobamos o descartamos solo por esa etiqueta, entonces nos encantaría que como la música es universal se pudiera escuchar sin etiquetas.

    A mi el disco me ha recordado un poco a las grandes cantautoras como Violeta Parra, o Suma Paz de Argentina…
    ¡Qué bueno que te recordó a Violeta Parra! También Chabuca Granda, todas las grandes de la canción Latinoamericana. Pero también Billie Holiday… Caetano Veloso también nos gusta muchísimo, pero no solo hay influencias latinoamericanas. También nos gusta mucho el ‘folk’. Nos gusta mucho un grupo que se llama Dirty Projectors, Beck, Robert Plant y Alison Krauss…

    ¿Escucháis algo de la música actual?
    Sí, Dirty Projectors son una banda bastante nueva. También nos encanta Natalia Lafourcade… También escucho Lana Del Rey.

    ¿Qué te parece este nuevo resurgimiento de la escena latinoamericana en España?
    Es verdad que es una cosa como que está pasando. Está muy potente la música latinoamericana aquí. Con esto queda claro que la música es un lenguaje universal que cualquiera puede entender. A nosotros nos gusta mucho la musica latinoamericana y estoy segura de que no es porque no hayamos nacido aquí. Creo que hay una especial efervescencia.

    ¿Os sentís parte de un mismo colectivo?
    Sí, yo creo que aunque no nos conozcamos entre todos sí que nos comprendemos. A veces no hace falta conocerse para estar ‘linkeado’ a alguien. Tenemos un pequeño lenguaje en común.

    ¿Cómo surgió vuestra colaboración con Jorge Drexler?
    Con Jorge tenemos un grupo de amigos en común con los que comemos asado los fines de semana. Comemos paella, tocamos la guitarra por las tardes… De repente entre guitarra y charla empezamos a cantar nuestras canciones y Jorge que es un sensible total se puso a cantar el estribillo. Le dijimos “pues ven a grabar si quieres y puedes”. Es muy generoso, vino con una alegría total a grabarla y quedó esa perlita. Ahora Javi toca con él en su gira, en la gira de su nuevo disco. Todo lo que ha pasado con Jorge es hermoso, desde compartir tiempo con las familias hasta lo musical.

    ¿Cómo va a ser vuestro concierto del día 6 de marzo en la Sala Galileo Galilei?
    Vamos a presentar ‘El Disco Hermoso’ y también cantaremos algo de La Loba Danza. También algunas canciones de un nuevo EP. Vamos a ser 10 músicos en escena que vienen de todas partes de España. Vienen desde Burgos, Salamanca, Granada… estamos enamorados de los músicos españoles.

    Y me imagino que habrá colaboraciones sorpresa…
    Sí, yo creo que sí (risas). También vendrá Jacobo de La M.O.D.A… y bueno, ahí vamos a estar canturreando y bailando toda la noche.

    El concierto tendrá lugar en la Sala Galileo Galilei el próximo martes 7 de marzo.

    Input your search keywords and press Enter.