Probamos el Business Elite Class de Delta

Viajes


El vuelo Nueva York – Madrid no es de los más largos y tampoco de los pesados gracias a la gran cantidad de horarios disponibles que hacen que te plantes de un sitio a otro casi sin alterar tus biorritmos, sobre todo con el Business Delta .

Si además viajas en Clase Business apenas te enterarás de que has cambiado de huso horario. En Amenzing probamos la clase Business Elite de Delta, que no es de las más caras (puedes hacer ida y vuelta por unos 2.000 euros), pero tampoco es de las más espectaculares. Tampoco hay mucha variedad de ágapes para hacer más agradable la espera. Tienen, en cambio, un servicio de restauración de pago.

Los asientos de Business Delta.

La estructura de los asientos en Business Elite de Delta es espigada por lo que no tendrás que compartir espacio con otros viajeros. Al llegar tienes la clásica copa de bienvenida y te preguntan por tus preferencias para los platos.

También te preguntan si deseas que te despierten para el desayuno o si prefieres seguir durmiendo hasta el mismísimo aeropuerto de Madrid.La carta de vinos es bastante variada aunque las opciones  que probamos nos parecieron bastante normalitas. Vinos franceses, australianos y algunos españoles.

También Oporto. Durante el trayecto tendrás la sensación de no parar de comer casi en ningún momento, excepto cuando bajan las luces para que puedas echar un sueñecito. La selección de películas es bastante buena e incluyen clásicos además de ‘blockbusters’ de estreno.

Spread the love

Last modified: 30/05/2019