‘Gran Hermano’ se pronuncia sobre el presunto abuso sexual tras la fuga de anunciantes

Televisión

Gran Hermano

Sigue el goteo de informaciones sobre el caso de la supuesta agresión sexual de Carlota Prado , concursante de Gran Hermano , a manos de su entonces pareja en el concurso, José María López. La Sexta sigue volcándose en esta información que salpica al grupo audiovisual de la competencia y ha publicado la declaración de la presunta víctima ante la jueza que juzga el caso. La productora del programa se ha manifestado a través de un comunicado por primera vez desde que estallara la polémica y a raíz de que varias marcas como Nestlé hayan retirado su publicidad del programa. Este es el comunicado:

«Zeppelin revisará sus protocolos en Gran Hermano para abordar posibles situaciones de vulneración de derechos y, en relación al caso de la concursante Carlota, lamenta y reconoce que fue un error la primera comunicación en el confesionario y le pide disculpas por ello.

En esas primeras horas y después de detectar que la concursante podía haber tenido relaciones sexuales no consentidas, la productora activó los protocolos establecidos, presentó de forma inmediata la denuncia, expulsó a José María del concurso y trasladó a Carlota a un hotel donde, acompañada de psicólogos independientes y familiares, permaneció porque decidió volver al concurso, que sólo ocurrió una vez obtuvo el alta.

El equipo de Gran Hermano, que siempre ha condenado este tipo de conductas, decidió que además de los procedimientos habituales, debía presentar una denuncia que permitiera abrir una investigación para esclarecer los hechos. Por ello el propio Productor Ejecutivo del programa se personó en la Guardia Civil para poner en su conocimiento lo acontecido durante esa noche en la casa. Desde ese momento Gran Hermano ha colaborado siempre con las autoridades aportando todas las pruebas necesarias para la investigación, debidamente encriptadas y custodiadas.

A pesar de eso y de otras medidas que se tomaron para intentar salvaguardar la privacidad de los dos concursantes, Gran Hermano reconoce que la forma de comunicar los hechos a Carlota en el confesionario no fue la correcta, en un caso en el que no existían antecedentes en toda la historia del concurso en España.

Por ello, Gran Hermano ha decidido revisar todos sus protocolos y reforzar los equipos para afrontar eventuales situaciones de vulneración de derechos. En cualquiera de los casos, y en lo que se refiere a Carlota, Gran Hermano insiste en condenar y en denunciar relaciones sexuales no consentidas y por tanto establecerá nuevos límites y medidas en su objetivo de tolerancia cero ante estas situaciones. En estos momentos Gran Hermano estudia reforzar la privacidad del confesionario en situaciones excepcionales, instaurar la política de cero alcohol y reforzar la atención a los concursantes durante y una vez que hayan abandonado la casa»

La versión de Carlota

Carlota comienza su relato asegurando que en un primer momento se negó a denunciar porque “estaba devastada” y porque le daba “vergüenza”. A esto se sumaba que su padre estaba fuera de España. Narra cómo el programa se llevó a la joven a un hotel donde pasó cuatro días acompañada constantemente por otra mujer: la súper que estaba de guardia el día en que pasaron los hechos.

La intención del programa era que estuviese atendida por psicólogos pero ella lo ve ahora de otra forma en el juicio: “Me pusieron de niñera a la súper que se supone que podría haber evitado todo. Fíjese que grado de humanidad tiene esa gente. No sé qué puedo tener hacia esa persona porque ella fue quien estaba ahí y no entiendo cómo una mujer puede ver lo que estaba viendo y no hacer nada.”

“Lo que sí sé seguro es que estuve cuatro días secuestrada en un hotel. Esta mujer dormía al lado mía y me quitaba el mando de la televisión y ni teléfono, ni nada… Tratándome como si yo estuviese pirada o fuese a cometer una locura, ha asegurado Carlota en su declaración, que también abordó la noche la presunta agresión.

Spread the love

Last modified: 27/11/2019