La reacción de Ágatha Ruíz de la Prada

Portada, Televisión

Ágatha Ruíz de la Prada

La revista Lecturas publicaba el miércoles unas fotografías de Luismi, el novio de Ágatha Ruíz de la Prada, besándose con Marcia Di Lele, una chica que mantuvo una relación sentimental con Kiko Rivera hace unos años.

Todo el mundo se preguntaba cuál iba a ser la reacción de Ágatha Ruíz de la Prada ante estas fotos y parece que la revista Lecturas ya ha conocido su opinión según publica en su versión digital de hoy mismo.

La revista explica que «La reacción de la diseñadora era la más esperada. Su círculo íntimo la está arropando en este duro shock difícil de digerir y, tal como nos han explicado, «Agatha no quiere hablar con ‘Luismi’ de momento».

Marcia Di Lele, casada

Macia Di Lele está casada con el empresario millonario Roberto Vilasanta. Marcia desmiente una relación con el empresario español y asegura estar feliz con su marido, con su niño, Marco Aurelio, y su nueva vida en el país helvético y en sus nuevos proyectos profesionales: debutar como directora de cine y crear una Fundación para ayudar a familias que han pasado por su mismo problema, el nacimiento de hijos prematuros.

Marcia se instaló durante unos días en el hotel Meliá Castilla de la capital española y fue durante esos días, según ha relatado ella a ‘Hoy Corazón’, cuando «se reencontró con antiguos amigos». Uno de ellos fue Luismi —como ella le llama— Rodríguez. «Mi relación con él viene desde hace ya años. Lo conocí cuando nos invitó Ángel Nieto, una gran persona que me introdujo en todos los lugares, a mí y a mi buena amiga Marlene Morreau a una fiesta de Luismi. Él quería contratar un helicóptero y yo, por entonces, llevaba la representación de una firma aeronáutica de mi familia. Fue en la finca de Luismi, cerca de Parla, y por entonces ya estaba saliendo con Carmen Martínez-Bordiú, que también estaba en el ágape. Desde entonces somos grandes amigos y por eso le vi. Fue solo un achuchón de amigos y estaba también a mi lado Jenny Llada», explica una sorprendida Marcia.

«Estuvimos comiendo en el día en el que se tomaron las fotos. Luismi sabía que estaba en Madrid y me llamó. Lo que se ve en esas imágenes es a una pareja de amigos que se despiden, nada más. No entiendo que un abrazo cariñoso suponga que haya algo más», declara la brasileña, además, señala no querer hacer daño a su amigo: «Siento que esto pueda hacer daño a Luismi. Somos buenos amigos y no me gusta que la gente saque conclusiones malintencionadas».

Marcia asegura que no quiere verse implicada en este tipo de asuntos, ya que su vida ha cambiado en los últimos tiempos. El 17 de septiembre se casó con el empresario Roberto Vilasanta en un lugar único: el Hotel Príncipe Leopoldo, en Suiza. «Es uno de los dos más lujosos establecimientos de Lugano», afirma, y añade: «Fue una ceremonia íntima con apenas diez personas». Su marido, a pesar de lo que algunas fuentes señalan, «es descendiente de una importante familia de Cerdeña, los Vilasanta, propietarios de un gran castillo en esa región», reivindica la actriz. De hecho, su hijo ha recibido ese nombre por un tío de Roberto, llamado Aurelio, que fue un gran político italiano.

«Roberto es el amor de mi vida y a mí me gustan mucho los hombres mayores que yo, porque son más caballerosos y educados. Es más fácil aprender de una persona mayor que tú. Te aportan más. Ahora soy muy feliz con mi esposo. Nos amamos mutuamente. No quiero ninguna otra relación, por más que se empeñen algunos», asegura Marcia sobre el hombre con el que comparte su vida.

Spread the love

Last modified: 02/12/2019