carlota
Ecoteuve publica hoy algunos de los traumas que Carlota Corredera revela en su libro. Y algunos han despertado cierto estupor en algunos lectores.

En el colegio recuerdo perfectamente el olor a chorizo, a queso, a jamón y a pan fresco…

“En el colegio recuerdo perfectamente el olor a chorizo, a queso, a jamón y a pan fresco… En lugar de bocadillo yo tomaba alguna pieza de fruta”

En un viaje a Italia ganó 5 kilos: “Las pizzas y los helados de Venecia, Florencia y Pisa hicieron mella en mi cuerpo. Mi madre me recuerda con pavor el momento en el que me bajé del autobús”.

En su casa siempre comía “hervido y a la plancha. Un suplicio para mis padres”

Un episodio navideño: “Una paje de Sus Majestades de Oriente me dijo en bajito: “Uy, cuánto pesas, hay que tomar más sopitas y menos bocadillos. Díselo a tus papás”.

carlota
Ecoteuve publica hoy algunos de los traumas que Carlota Corredera revela en su libro. Y algunos han despertado cierto estupor en algunos lectores.

En el colegio recuerdo perfectamente el olor a chorizo, a queso, a jamón y a pan fresco…

“En el colegio recuerdo perfectamente el olor a chorizo, a queso, a jamón y a pan fresco… En lugar de bocadillo yo tomaba alguna pieza de fruta”

En un viaje a Italia ganó 5 kilos: “Las pizzas y los helados de Venecia, Florencia y Pisa hicieron mella en mi cuerpo. Mi madre me recuerda con pavor el momento en el que me bajé del autobús”.

En su casa siempre comía “hervido y a la plancha. Un suplicio para mis padres”

Un episodio navideño: “Una paje de Sus Majestades de Oriente me dijo en bajito: “Uy, cuánto pesas, hay que tomar más sopitas y menos bocadillos. Díselo a tus papás”.