Connect with us

Música

Pablo Alborán, Pablo Motos y la ‘Ley del Silencio Gay’

Pablo Alborán El Hormiguero

Pablo Alborán ha acudido, tal y como predijimos, a ‘El Hormiguero’ a promocionar su nuevo disco ‘Vértigo’. Obviamente, para nosotros como web Marijose, uno de los temas que más nos ha interesado de la entrevista era la posibilidad de que se tratara su salida del armario a través del inenarrable vídeo que colgó en sus redes sociales.

Pues bien, ocurrir ha ocurrido, pero de una forma bastante esperpéntica, a nuestro modo de ver.

Ha sido Pablo Motos el que ha metido de repente la pregunta, hecha de una manera muy blanca: «Oye Pablo, ¿sentiste mucho vértigo cuando decidiste compartir tu famoso vídeo de Instagram… contando tu condición sexual?»

La respuesta de Pablo Alborán ha sido igual de aséptica que la pregunta: «Sí y no, yo creo que lo que dije, lo dije dónde, cómo y cuando quería. Y en el momento que yo quería. Por lo tanto yo creo que es una de las cosas que se tienen que fomentar, que se tomen las decisiones cuando uno quiere y cómo uno quiere».

Y no se queda ahí. Pablo cierra tajante su intervención diciendo: «Y punto final». Hala, ya está.

Pablo Motos le ha preguntado por casos en los que el vídeo ha servido como «para dar el paso». Alborán le ha dicho que le han llegado muchas historias de «padres a los que los hijos le enseñaban el vídeo y no hacía falta más». Claro que no, para qué va a hacer falta hablar de la salida del armario con tu familia. Mejor dejarlo todo en un vídeo y no ponerle nombre a las cosas.

¿Se inventa Pablo las anécdotas? Analizamos la de la ‘chica del Shazam’

Para rematar, Pablo Motos ha hecho la peor pregunta que te puedas imaginar. En 2020 ¿eh? Que no estamos en 1997. Motos le ha preguntado a Alborán: «Solo te hago esta pregunta y cambio de tema. ¿Nos podemos considerar un país moderno cuando una persona todavía tiene que contar públicamente su condición sexual como si fuese un juicio para dejar de sentirse como si fuese un sospechoso».

Ni siquiera se han usado términos como «salir del armario» y por supuesto nada de las palabras «gay», «homosexual» o «mariquita».

‘Recap’

Este tipo de situaciones son siempre muy polémicas, por lo que opinan unos, por lo que contradicen otros, etc. En nuestro caso, de verdad, no queremos dejar a Pablo Alborán como a un ser que no hace lo suficiente como hombre mariquita (esto va de mariquita a mariquita, con cariño), pero nos parece tremendo que se saque el tema y luego se quede todo en agua de borrajas. ¿Por qué no habla tranquilamente de su experiencia como estrella del pop en el armario? ¿Por qué no reflexiona públicamente sobre las razones que le llevaron a no ser explícito acerca de quién es él?

Porque ese es otro tema, ¿por qué en este tipo de situaciones y programas siempre se reivindica que la condición sexual es algo privado? ¿Pensaba lo mismo Pablo Motos cuando le preguntó a una niña pequeña si le gustaba Antonio Banderas? ¿Por qué piensan que cuando se trata de relaciones heterosexuales es lo más normal del mundo hablar de las relaciones de pareja y cuando se trata de homosexuales todo se embadurna de «privacidad» y derecho a «contar las cosas cuando uno quiere»?.

Mira, Pablo Alborán, hija, te deseamos todo lo mejor de corazón, pero piensa que quizás estés perdiendo una oportunidad estupenda de romper barreras de verdad y de no dejar todo esto en un ‘stunt’ mediático que se silencia o se dulcifica.

Connect